La energía, ¿Que significa?


La energía es una magnitud física que asociamos con la capacidad que tienen los cuerpos para producir trabajo. Entendemos por energía por algo fisico que solo la utilizamos en los libros de texto, pero la energía se encuentra en todas partes, desde un coche que pasa por la calle hasta una celula de nuestro cuerpo. Hagamos, después de esta pequeña definición, un poco de historía para entender que es verdaderamente la energía.


Historia de la Energía


No pretendo hacer una historia completa, ya que llevaría varias páginas, sino que lo que busco es que os hagáis una idea general de la historia de la energía. Con el tiempo ya desarrollaré más ampliamente la historia de las fuentes de energía. Sobre todo las renovables que son las que más me interesan y también son las energías del futuro.


grafico_energía_hoy.jpg


Pero para estudiar el desarrollo cronólogico de la energía vamos al principio: la necesidad de energía es una constatación desde el comienzo de la vida misma. Un organismo para crecer y reproducirse necesita energía. Los primeros organismos obtenían la energía directamente del sol, eran organismos fotosintéticos, y además la mayoría eran capaces de fijar el CO2.

Como vemos en los seres vivos toda la energía procede directa o indirectamente del sol, y actualmente vemos que sigue siendo así excepto en algunos casos. El ser humano en sus orígenes utilizaba la energía procedente de su propia fuerza procedente de los alimentos.

Hasta el descubrimiento del fuego, probablemente por azar unos 350000 años antes de Cristo, observaron que para mantenerlo encendido había que echar leña. Habían descubierto la **biomasa**. Les sirvió para huyentar a los animales y empezar a calentar los alimentos.

Posteriormente se inventó el molino griego, constituido por un eje de madera vertical, en cuya parte inferior había una serie de paletas sumergidas en el agua, habían descubierto la energía hidráulica.

La rueda hidráulica dio lugar al molino harinero activado por energía hidráulica. Pero surge a la par la necesidad de aprovechar otra de las fuentes de la naturaleza, la energía eólica. El primer molino de viento fue ideado por Herón (c. 20-62 d.C.) y servía para mover los fuelles de un órgano y a partir de entonces se fueron desarrollando pasando por los molinos de torre (los de don Qujiote) hasta nuestros días los modernos aerogeneradores. Y estas fuentes de energía renovables fueron las únicas que se usaban mayoritariamente hasta el siglo XII d.C., de cuando datan las primeras explotaciones industriales de carbón por su elevado poder calorífico y para fabricar mejores metales. La revolución industrial, la máquina de vapor y la producción de acero consolidan al carbón como principal fuente de energía.

En 1859 Edwin Drake perforó el primer pozo de petróleo en Pensilvania. Y durante la primera mitad del siglo XX se consolidó el uso de los derivados del petróleo gracias a la invención de los motores Otto y Diesel de aplicación en los automóviles.

A partir de 1930 comenzaron a explotarse en los Estados Unidos los yacimientos de gas natural, independientemente de los petrolíferos. Hasta entonces el petróleo era considerado el único objeto de interés, y el que le acompañaba era quemado o reinyectado en los pozos para mantener la presión de extracción del petróleo.
El avance vertiginoso de la física durante finales del siglo XIX y principios del XX gracias a mentes prodigiosas como los esposos Curie, Rutherford, Bohr, Schrödinger, Heisenberg, Planck, De Broglie, etc. Permitió averiguar la estructura del átomo y la materia. Y el paso para la obtención de energía nuclear por fisión lo dio la mente más privilegiada del siglo XX: Albert Einstein.

Para mas información consultar: Enova